Hombro Congelado

dolor-hombro

El “hombro congelado” es una patología perteneciente a la articulación del hombro, como su propio nombre indica,  caracterizada por producir dolor y restricción de la movilidad. Generalmente no hay una historia de lesión clara.  Esta patología también puede ser conocida como capsulitis adhesiva  y  periartritis escapulo-humeral.

El “hombro congelado” es típicamente descrito como el transcurso a lo largo de tres fases:

  1. Fase dolorosa: se caracteriza por la presentación de dolor y rigidez.
  2. Fase de congelación: se caracteriza por que el dolor va disminuyendo pero la rigidez persiste.
  3. Fase de descongelación: se caracteriza por la espontanea mejora de la movilidad.

El proceso de curación de esta patología puede oscilar desde los 12 meses a los 42 meses. Esta variabilidad en el tiempo de recuperación va a depender  de lo que dure cada fase. Por ejemplo, si el paciente padece una larga fase de congelación, va a estar asociada a una larga fase de descongelación.  La mayoría de los casos suele tener un tiempo de recuperación entre los 12-16 meses.

dolor-hombro-congelado

Actualmente no contamos con una serie de test para diagnosticar el hombro congelado. Por lo tanto, el diagnóstico estará basado en:

  • La exploración clínica.
  • La exclusión de otras patologías.
  • Una radiografía normal.

En la exploración clínica encontraremos una secuencia progresiva de restricción de la movilidad del hombro, llamado patrón capsular. El patrón capsular consiste en una limitación de la movilidad del hombro de mayor a menor medida, en rotación externa, abducción y rotación interna. Ésta limitación de la movilidad será tanto activa (movimiento que puede realizar el paciente por sí mismo)   como pasiva (movimiento que puede realizar el paciente con ayuda del fisioterapeuta).

La radiografía es necesaria para excluir otras patologías como la luxación de hombro, artritis, fracturas, necrosis vascular y osteosarcomas. Estas patologías pueden provocar dolor y restricción de la movilidad al igual que el hombro congelado.

Como hemos comentado anteriormente el “hombro congelado” es típicamente clasificado dentro de tres fases.  Pero una vez realizado el diagnóstico, es más cómodo clasificar al paciente dentro de dos grupos para enfocar el tratamiento de fisioterapia:

  • Pacientes que tienen más dolor que rigidez.
  • Pacientes que tienen más rigidez que dolor.

¿Cómo tratamos en fisioterapia el hombro congelado?

El objetivo principal del tratamiento de fisioterapia es  explicarle al paciente ¿Qué le está pasando? ?por qué le está pasando?  ¿qué tratamiento de fisioterapia tiene? ¿Cuánto tiempo va a tardar en resolverse su problema?. La mayoría de las cuestiones expuestas han sido contestadas anteriormente. A  continuación vamos a exponer las distintas opciones terapéuticas.

La movilización por parte del fisioterapeuta se ha mostrado como el tratamiento más efectivo. Dependiendo de la situación clínica del paciente las movilizaciones serán de una intensidad u otra. Durante la fase en la cual el paciente tiene más dolor que rigidez las movilizaciones serán suaves, con el objetivo de no aumentar el dolor y mantener la movilidad. Si el paciente presenta como problema principal la rigidez de hombro, tendremos que utilizar movilizaciones más agresivas hasta el final del rango de movimiento.

solucion-hombro-congelado

El tratamiento médico mediante infiltraciones puede reducir el dolor y mejorar la función del hombro a corto plazo, y estos beneficios pueden seguir mejorando a medio plazo si son combinados con fisioterapia.

Otros tratamientos como la movilización de la articulación del hombro bajo anestesia y la relajación de la articulación con artroscopia, mediante cirugía, no está aconsejado por la evidencia clínica actual. Estos tratamientos no se muestran superiores a la fisioterapia por si sola como tratamiento.

Referencias Bibliográficas

Jeremy Lewis. Frozen shoulder contracture syndrome – Aetiology, diagnosis and management. Manual Therapy. 2014