Codo de tenista y la infiltración

El codo de tenista afecta aproximadamente al 1-3% de la población general y a un 15% de trabajadores en industrias con riesgo de producir esta lesión  provocando una considerable morbilidad y coste económico.  La infiltración mediante corticoesteroides  ha sido utilizada desde 1950 y permanece en extenso uso, a pesar de que ésta es perjudicial a largo plazo.

“Coombes B. et al. 2013” mostró en su estudio que los pacientes que recibían una infiltración con corticoesteroides  tenían buenos resultados a corto plazo proporcionando alivio del dolor y mejorando la funcionalidad, con respecto al grupo control (grupo que no recibían ningún tratamiento).  Estos resultados se revertían a los 6 meses disminuyendo la gran o completa mejoría en el alivio del dolor, la discapacidad y la calidad de vida. Al año, la mayoría de los pacientes del grupo control en este estudio experimentaron una recuperación completa o mucha mejoría, lo que refleja la historia natural del codo de tenista.

Además, más de la mitad de los pacientes tratados con infiltración de corticoesteroides  experimentaron una recaída.  Ésta condición es debido a un efecto de la medicación inyectada.

Las bases de los efectos biológicos  de los corticoesteroides en la epicondilalgia lateral es aún largamente desconocida. Los corticoesteroides son  una medicación potente suprimiendo la inflamación, aunque no se ha evidenciado la presencia de inflamación aguda en las tendinopatías.  Por lo tanto, el beneficio obtenido a corto plazo para el paciente puede ser debido a un beneficio analgésico.

Las recaídas con la infiltración pueden ser debidas a que no se corrigen las características principales de la tendinopatía,  que van asociadas al sobreuso, a la acumulación de traumas y a la debilidad de las estructuras del tendón.

“Branson R. et al. 2010” mostró que en la última década emergieron nuevas terapias mediante infiltraciones, incluyendo infiltraciones con “agentes esclerosantes”, “polidocanol” y factores de crecimiento derivados de la sangre.  Hay poca evidencia de calidad que apoye alguna de estas infiltraciones sobre cualquiera de las otras. Esto es debido, como hemos comentado antes, por la falta de entendimiento de la compleja fisiopatología del codo de tenista y/o los mecanismos  de acción de tales infiltraciones, incluyendo sus efectos en el tendón.

La conclusión de este estudio con respecto a la infiltración con corticoesteroides es el mismo que en el anterior estudio comentado. Mostrando una mejoría a corto plazo  y un empeoramiento al año. Las infiltraciones con “polidocadol” y factores de crecimiento derivados de la sangre a priori no parece mostrar más mejoría que la evolución natural de la epicondilalgía lateral sin aplicar ningún tratamiento.  Por lo tanto, ninguna de estas terapias parece estar soportada por la evidencia científica para su uso.

codo-de-tenista

 

“Coombes B. et al. 2013”  tenían la hipótesis de que combinando la infiltración mediante corticoesteroides y fisioterapia mantendrían la mejoría a largo plazo.  Sin embargo, encontraron que la fisioterapia combinada con la infiltración no corregía los  efectos adversos a largo plazo provocados por los corticoesteroides.  En cambio, sí comprobaron que la fisioterapia por si sola proporcionaba beneficios a corto plazo, reducía  las recurrencias y proporcionaba una mejoría completa al año.

“Bisset L. et al. 2006” identificó evidencia científica que mostraba efectos beneficiosos  de la manipulación del codo, mediante movilización con movimiento  y ejercicio.  El objetivo de este estudio era comparar los efectos a corto plazo y largo plazo de la fisioterapia comparada con la infiltración de corticoesteroides y el grupo control que no recibía ningún tratamiento.  Demostrando que la fisioterapia a corto plazo es mejor que ver y esperar, y superior que la infiltración a largo plazo.

En conclusión, con esta entrada en el blog “fisioterapeuta en Albacete” mostramos el apoyo de la evidencia científica hacia la fisioterapia como tratamiento único del codo de tenista, como ya comentamos en nuestra entrada anterior  codo de tenista o epicondilalgía lateral ).

Referencias bibliográficas

BransonR,NaiduK,duToitC,RotsteinAH,KissR,McMillan D, Fooks L, Coombes BK, Vicenzino B. Comparison of corticosteroid, autologous blood or sclerosant injections for chronic tennis elbow. Journal of Science and Medicine in Sport. 2016

Brooke K. Coombes,  Leanne Bisset,  Peter Brooks, Asad Khan, Bill Vicenzino. Effect of Corticosteroid Injection, Physiotherapy,  or Both on Clinical Outcomes in Patients With Unilateral Lateral Epicondylalgia:  A Randomized Controlled Trial.  JAMA.  2013;309(5):461-469

Leanne Bisset,Elaine Beller,Gwendolen Jull,Peter Brooks,Ross Darnell,Bill Vicenzino. Mobilisation with movement and exercise, corticosteroid injection, or wait and see for tennis elbow: randomised trial. BJM. 2006.

Rodilla del corredor o síndrome de la banda iliotibial

El síndrome de la cintilla iliotibial, también conocida como “rodilla del corredor”, es una de las principales causas de dolor lateral en la rodilla en corredores y es considerada una de las lesiones por sobreuso en ciclistas.  El dolor es causado por la compresión de la banda iliotibial sobre el cóndilo femoral lateral, cuando la rodilla esta a 30º de flexión con el pie apoyado en el suelo.

La banda iliotibial es una estructura fibrosa  compuesta densamente por tejido adiposo proporcionando al músculo “glúteo mayor” y “tensor de la fascia lata” una inserción proximal a la rodilla, ayudando a la estabilidad de la misma.

Como la mayoría de las lesiones del corredor  es  producida por sobreuso. Debido a un mecanismo repetitivo de compresión por la aproximación de la cintilla iliotibial sobre el cóndilo femoral lateral durante la flexión de rodilla desde una posición de extensión inicial.  Este mecanismo repetitivo provocara dolor e inflamación local.

¿Qué factores pueden influir en esta patología?

Podemos encontrar factores biomecánicos que pueden influir en la aparición y perpetuación en la “rodilla del corredor”, como:

  • Rotación interna de cadera.
  • Aducción de la cadera.
  • Pronación del pie.

Dando lugar a lo que los fisioterapeutas conocemos como el signo de Trendelenburg, la rodilla se va hacia adentro en la fase de apoyo de la carrera, provocado por una debilidad de la musculatura glútea y un acortamiento de la banda iliotibial, principalmente.

Factores que también pueden estar influenciando en esta patología son: la metodología de entrenamiento, las zapatillas de correr y los ajustes de la bici (altura del sillín,…).
banda iliotibial

¿Cómo puede la fisioterapia  ayudarle?

El tratamiento de fisioterapia consta de tres fases según el proceso natural de recuperación: fase aguda, fase subaguda y fase de recuperación de la fuerza.  El tratamiento de la “rodilla del corredor”  es impulsado por la fisiopatología de la inflamación y los factores biomecánicos de la banda iliotibial.

Al principio  el tratamiento de fisioterapia propondrá medidas antinflamatorias, como la crioterapia, y el descanso de la actividad deportiva parcial o completa dependiendo de cada paciente.  El camino hacia la recuperación implica la corrección de los factores contribuyentes tales como la debilidad de la musculatura glútea, la excesiva aducción y  rotación interna de cadera, y el acortamiento de la banda iliotibial. Durante el proceso de recuperación se hará una progresión graduada a la actividad deportiva.

La fisioterapia deportiva ayuda a corredores y ciclistas a valorar las distintas descompensaciones musculares y  factores correspondientes al entrenamiento (frecuencia, intensidad, distancia, experiencia deportiva, …) previniéndoles de padecer cualquier tipo de lesión asociada a su actividad.

El fisioterapeuta puede ayudar a su paciente tanto en el tratamiento de la lesión como, más importante aún, intentando prevenirla para no tener que interrumpir sus entrenamientos y objetivos.

Referencia Bibliográfica.

Robert L. Baker, Richard B. Souza, Michael Fredericson. Iliotibial Band Syndrome: Soft Tissue and Biomechanical Factors in Evaluation and Treatment. PM R 2011;3:550-561

Codo de tenista o epicondilalgia lateral

El dolor  sobre la zona lateral del epicóndilo del codo se manifiesta durante las actividades que requieren la manipulación de objetos, tales como levantar un vaso, vestirse y realizar las tareas de la casa.  Los profesionales sanitarios, ante estos síntomas, dan provisionalmente el diagnóstico de “codo de tenista”  o más correctamente como epicondilalgia lateral.

Los signos que encontrará el fisioterapeuta en su paciente con “codo de tenista” durante  la exploración física son:

  • Dolor a la palpación directa sobre el epicondilo lateral.
  • Debilidad durante la prensión.
  • Dolor durante la prensión.
  • Dolor con la contracción resistida de los músculos extensores del antebrazo.

Algunos pacientes que sufren esta patología   no juegan al tenis, haciendo el término de “codo de tenista” inapropiado para ellos. Hay también una población sometida al riesgo de sufrir esta patología, como los trabajadores  de  industrias que requieren repetitivas tareas manuales.  Por lo tanto, el “codo de tenista” no es solamente  abordado por la fisioterapia deportiva.

Codo tenista 2

¿Por qué resulta todavía tan complicado tratar a los pacientes con “codo de tenista” o epicondilalgia lateral?

El problema principal que encontramos es que no se realiza un diagnóstico exacto de cada paciente. Actualmente se sigue utilizando el diagnóstico de “epicondilitis” erróneamente  ya que no se han identificado marcadores inflamatorios en el tendón. En su lugar, cambios degenerativos en el tendón sí que han sido encontrados. La consecuencia de realizar un diagnóstico erróneo es que con el tratamiento que apliquemos no conseguiremos los beneficios terapéuticos esperados.

Cuando nos encontramos con un paciente que sufre dolor lateral en la zona del codo es importante especificar qué tejido es el culpable de los síntomas de nuestro paciente. Frecuentemente se da como culpable de los síntomas al “tendón”, pero no debemos olvidar que hay otros tejidos y/o estructuras que pueden ser fuente de los síntomas, como:

  • El nervio radial o nervio musculo cutáneo.
  • La musculatura extensora del antebrazo y codo.
  • Las articulaciones del codo.
  • La columna cervical.
  • La columna torácica.

También es importante eliminar los factores que contribuyen a que el problema se mantenga,  como el retraso en la activación de la musculatura extensora  y el mal uso de ésta durante las actividades que provocan el dolor debido a una alteración del control motor.

En conclusión, un diagnóstico inadecuado, una mala localización de la fuente de los síntomas y no eliminar los factores contribuyentes, deriva en un mal manejo de esta patología. Haciendo que el problema del paciente se perpetúe en el tiempo y aumente el fracaso de los distintos tratamientos.

 

¿Cómo podemos actualmente tratar el “codo de tenista”?

En primer lugar  debemos reconocer  cuál es la fuente de los síntomas (nervio, tendón, músculo, columna cervical, …) para poder enfocar el tratamiento de fisioterapia en esa estructura.

Si la fuente de los síntomas es el tendón, que resulta ser lo más frecuente en la mayoría de los pacientes, no lo trataremos como un problema inflamatorio. Sino como un problema degenerativo debido a un fallo en su intento de curación. Por lo tanto, los objetivos del tratamiento de fisioterapia serán totalmente distintos.

En conclusión, el alivio del dolor y la restauración de la condición muscular son los principales objetivos del fisioterapeuta. La restauración de la condición muscular es más efectiva a través de un programa progresivo de ejercicios de resistencia, concentrándose en extensores de la muñeca y mano.  Hay tratamientos mediante terapia manual que proporcionarán un alivio del dolor a corto plazo y una restauración de la función, permitiendo al ejercicio terapéutico progresar óptimamente.

¿Qué es la fisioterapia?

La fisioterapia es una disciplina de la  salud que ofrece una alternativa terapéutica no farmacológica, para tratar múltiples patologías, tanto agudas como crónicas, por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua y técnicas manuales.

El fisioterapeuta es el profesional sanitario encargado de aplicar éstos tratamientos para tratar y prevenir las distintas patologías.

Mediante el estudio de la fisioterapia se obtienen los conocimientos para saber evaluar la función corporal, la movilidad articular y los patrones de movimiento,  permitiéndonos conocer el problema que lleva a nuestros pacientes a sufrir dolor y darle soluciones terapéuticas.

El fisioterapeuta es el único sanitario entrenado para evaluar las alteraciones  articulares, musculares y neuromusculares, relacionándolas conjuntamente estas alteraciones con los problemas que aparecen para realizar actividades funcionales.

que-es-la-fisioterapia¿Qué hacemos en nuestra clínica de fisioterapia en Albacete?

En nuestra clínica de fisioterapia el objetivo es dar a conocer a nuestro paciente ¿Qué le pasa?, ¿Por qué le pasa? y ¿Cómo podemos ayudarle a solucionarlo?. Para conocer estas respuestas durante la primera sesión de fisioterapia realizamos una entrevista con el paciente. El objetivo de esta entrevista es conocer cuánto tiempo lleva el paciente conviviendo  con su problema y cómo se comporta.

Durante la exploración física consiguiente a la entrevista, realizaremos un análisis visual buscando asimetrías, valoraremos la movilidad del paciente buscando la provocación de síntomas y las restricciones de los mismos.  Nos serviremos de test ortopédicos durante la exploración para confirmar la patología y conocer la fuente de los síntomas.

Al finalizar la entrevista y la exploración física  podemos comunicarle al paciente cuál es su disfunción, la fuente de los síntomas,  los factores que contribuyen a que persistan los síntomas, los factores biopsicosociales,  el diagnóstico, el tratamiento y el pronóstico.

También obtendremos una serie de signos comparables que nos servirán de utilidad para valorar la mejoría del pacientes en las siguientes visitas.

¿En que está especializada nuestra clínica de fisioterapia en Albacete?

En la clínica de fisioterapia Pablo Laserna estamos especializados en el tratamiento de las patologías relacionadas con el sistema neuro-músculo-esquelético.  Nuestros tratamientos consisten en resolver las disfunciones y eliminar los factores contribuyentes mediante la terapia manual y el ejercicio terapéutico.

Durante nuestros tratamientos “no” utilizamos los medios físicos (frío y calor) y la electroterapia, otras de las herramientas  con las que cuenta la fisioterapia, debido a su carencia de evidencia científica y efectividad con las que cuentan.

Stress medial de la tibia o periostitis tibial

El síndrome de “stress medial de la tibia” o también conocido como “periostitis tibial” es una lesión por sobreuso o un lesivo stress repetitivo sobre el área de la tibia. El modo en que el músculo sóleo está envuelto con esta patología no resulta claro. El dolor generalmente es atribuido a las fibras musculares que conectan al músculo sóleo a lo largo del hueso de la tibia. Otra sugerencia es la consecuencia de un stress repetitivo impuesto por las fuerzas de impacto, las cuales crean una repetida flexión de la tibia, sobrecargando la capacidad de remodelación del hueso de la tibia.

Un fisioterapeuta se encontrará que la queja más habitual de los pacientes es un dolor en la parte interna y baja de la tibia asociada con un esfuerzo. El dolor empeora con el ejercicio; en fases iniciales, durante el ejercicio o a los pocos minutos de su cese, el dolor desaparece. Sin embargo, cuando la lesión  progresa el dolor no cesa con la actividad, incluso se puede mantener en reposo.

El fisioterapeuta durante la entrevista con el paciente debe de tener en cuenta distintos factores de riesgo, como:

  • la rutina de entrenamiento, el terreno, la zapatilla y poner una cuidadosa atención a los recientes cambios en los ámbitos del entrenamiento.
  • Errores comunes que solemos encontrar son los incrementos de actividad, intensidad y duración.
  • Correr sobre un terreno duro o irregular también es un factor común de riesgo.

El síndrome de “stress medial de la tibia” o “periostitis tibial” es más frecuente encontrarlo en corredores, pero también lo encontramos en otros deportes, tales como el fútbol, baloncesto y danza.

En la fase inicial o aguda de la lesión es muy importante el reposo relativo o la cesación de la actividad deportiva según la severidad de los síntomas, para permitir que el hueso de la tibia se recupere de las fuerzas de impacto contra el suelo. La aplicación de cualquier modalidad de crioterapia o frío también nos ayudará en esta primera fase.

Después de la fase aguda el tratamiento de fisioterapia se orienta a modificar la rutina de entrenamiento y redireccionar las alteraciones biomecánicas.

El síndrome de “stress medial de la tibia” o “periostitis tibial”  es una de las lesiones de la extremidad inferior más común entre los  atletas. Un temprano diagnóstico y un apropiado manejo, mediante la fisioterapia deportiva, son importantes para ayudar  a realizar la actividad deportiva de manera oportuna. Es muy importante realizar un tratamiento de fisioterapia deportiva preventivo y controlar la rutina de entrenamiento, evitando que el deportista se lesione y tenga que cesar su actividad deportiva.

Referencias Bibliográficas

Alexandre Dias Lopes,1,2 Luiz Carlos Hespanhol Junior,1,2 Simon S. Yeung3 and Leonardo Oliveira Pena Costa. What are the Main Running-Related Musculoskeletal Injuries? A Systematic Review. Sports Med 2012; 42 (10): 891-905

Craig DI. Medial tibial stress syndrome: evidence-based prevention. J Athl Train 2008 May-Jun; 43 (3): 316-8

 

Lesiones frecuentes en el corredor

 

Correr es una de las actividades físicas más populares  disfrutada por las personas de todo el mundo y el número de corredores ha crecido substancialmente en las últimas décadas. Las personas buscan un estilo de vida saludable pensando en controlar su peso y mejorar su capacidad física  eligiendo frecuentemente el “running”, por ser de bajo coste y puede ser practicado con facilidad. Más importante, correr nos proporciona beneficios reduciendo factores de riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular.  A pesar de estos beneficios saludables  es común lesionarse corriendo.

La identificación de las principales lesiones es importante para que los fisioterapeutas, especialmente en el ámbito de la fisioterapia deportiva, utilicen sus recursos para desarrollar estrategias específicas de prevención y, con ello para disminuir la incidencia y severidad de estas lesiones.

 

7 lesiones frecuentes en corredores:

  1. Stress medial de la tibia: puede ser provocado por la contracción repetida de los músculos al aterrizaje y propulsión del pie. También se puede ocasionar por la insuficiente capacidad de remodelación del hueso  por el repetitivo y persistente stress a la reacción vertical sobre el suelo en la fase de aterrizaje.
  2. Tendinopatía del Tendón de Aquiles: la carga excesiva en el gemelo y sóleo puede predisponer al desarrollo de esta patología.
  3. Tendinopatía del Tendón Rotuliano o rodilla del saltador: esta patología es más frecuente entre corredores amateurs que corren entre 20 y 50 Km por semana. Sin embargo no es menos común entre corredores de maratón.
  4. Fascitis plantar: su desarrollo va a depender de la capacidad de absorción y de trasmisión del impacto sobre la fascia plantar.
  5. Síndrome femoro-patelar: dolor en la cara anterior de la rodilla generado por las fuerzas de compresión de la rótula, siendo más frecuente en corredores de ultra-fondo.
  6. Síndrome de la cintilla iliotibial o rodilla del corredor: caracterizado por dolor en la cara lateral de la rodilla.
  7. Tedinopatía dorsiflexores del pie: caracterizado por dolor en la parte anterior del pie, siendo común entre corredores de ultra-fondo.

lesiones corredor

Las lesiones agudas o traumáticas son raras en el corredor. La mayoría de lesiones son por sobreuso, resultado de una falta de correspondencia entre la capacidad de recuperación del tejido y el programa de entrenamiento (frecuencia, intensidad, duración,..). Por lo tanto, las lesiones por sobreuso en el sistema músculo-esquelético generalmente ocurren cuando una estructura es repetidamente expuesta a fuerzas de carga, provocando fatiga sobre una estructura específica. Un lesión en el corredor puede terminar provocando una disminución en la velocidad, distancia, duración y la frecuencia con la que se solía salir a correr, incluso provocando la necesidad de tener un periodo de descanso.

 

Factores de riesgo del corredor

Es importante realizar un buen programa de prevención desde el punto de vista de la fisioterapia deportiva para disminuir el riesgo de sufrir lesiones. Es importante realizar un análisis del deportista considerando los distintos factores de riesgo:

  • Factores personales (sexo, edad, BMI, altura, peso, factores biomecánicos).
  • Factores correspondientes al entrenamiento (experiencia corriendo, entrenamiento, superficie,  distancia, participación en carreras y zapatillas).
  • Factores asociados a la lesión del corredor (lesiones previas y plantillas).

Estos factores de riesgo se pueden clasificar en modificables y no modificables proporcionando una visión adicional. Los factores de riesgo modificables asociados con las lesiones en el corredor van a proporcionar una base para desarrollar un programa de prevención de lesiones del corredor.

La fisioterapia deportiva juega un rol importante tanto en el tratamiento como en la prevención de recaídas y de nuevas lesiones.  En la “Clínica de fisioterapia Pablo Laserna” en Albacete  le ayudaremos a superar sus lesión y trabajaremos en la prevención de posibles recaídas para que no tengas que parar de entrenar.

 

Referencias Bibliográficas

Alexandre Dias Lopes,1,2 Luiz Carlos Hespanhol Junior,1,2 Simon S. Yeung3 and Leonardo Oliveira Pena Costa. What are the Main Running-Related Musculoskeletal Injuries? A Systematic Review. Sports Med. 2012

Bas Kluitenberg, Marienke van Middelkoop, Ron Diercks, Henk van der Worp. What are the Differences in Injury Proportions Between Different Populations of Runners? A Systematic Review and Meta-Analysis. Sports Med. 2015

Maarten P. van der Worp1,2,3*, Dominique S. M. ten Haaf2, Robert van Cingel2,4, Anton de Wijer1,5, Maria W. G. Nijhuis-van der Sanden3,6, J. Bart Staal. Injuries in Runners; A Systematic Review on Risk Factors and Sex Differences. 2015

 

“Cupping” La nueva moda de los JJOO de Rio 2016

Una vez más los juegos olímpicos se han convertido en un escaparate para promocionar terapias alternativas, que suelen ser aplicadas por fisioterapeutas. Durante los juegos olímpicos podemos observar a muchos deportistas acompañados de un cuerpo técnico, especializados en fisioterapia deportiva, que les ayuda a mantener y mejorar su estado de forma. Por lo tanto se convierte en el centro de atención de muchos deportistas y aficionados durante su duración.

Este año hemos podido observar como el deportista “Michael Phelps”, posiblemente el mejor nadador de estos tiempos, salía a nadar con unos círculos morados alrededor de sus hombros y espalda provocados por una técnica de tratamiento llamado “cupping” o tratamiento con ventosas. Debemos de tener en cuenta que muchos de los espectadores posiblemente estén sufriendo o hayan sufrido alguna lesión, pudiendo generar  distintas preguntas: si me lo hacen a mí ¿será bueno?, ¿Por eso no me recupero de mi lesión?

¿Qué es el cupping?

Es una terapia desarrollada por la medicina tradicional China que data de hace 2000 años. Esta es aplicada con unos tipos de vasos puestos sobre la piel del paciente en sus puntos de acupuntura, provocando una hiperemia (aumento de la temperatura) local, la cual se propone a curar la lesión.

Hay siete formas distintas de aplicar el “cupping” en China. Normalmente los terapeutas que aplican esta técnica utilizan con más frecuencia el método de succión  llamado  “retención del vaso” y otra de las formas de aplicación es mediante una succión suave y moviendo el vaso hacia una dirección. (Huijuan Cao et al. 2012)

Los beneficios terapéuticos son teóricamente por los compresivos efectos debidos a los múltiples tipos de estimulación sobre puntos de acupuntura. Entre los estímulos, la presión negativa es uno de los principales factores que inducen efectos terapéuticos, activando los vasos y el flujo sanguíneo. (Cui S, Cui J 2012)

¿Qué dice la evidencia científica al respecto del cupping?

Según “Huijuan Cao et al. 2012” uno de los principales problemas es la falta de estudios de investigación bien diseñados, en los cuales la metodología no era bien diseñada y totalmente descrita. Por lo tanto la metodología debería reportar los tipos de vasos, los puntos de acupuntura usados, los conocimientos de los terapeutas, el número de sesiones y su frecuencia.

En conclusión, el resultado de esta revisión sistemática sugiere que la terapia mediante el cupping parece ser efectiva para varias patologías, en particular el herpes zoster, acné, parálisis facial, y espondilosis cervical. Sin embargo, la principal limitación de nuestro análisis es que todos los estudios han sido evaluados con  un alto riesgo de tener algún error en su metodología.

“Chi LM et al. 2016” investigo la efectividad de esta técnica provocando cambios en la temperatura y el alivio del dolor en pacientes con dolor crónico de cuello y hombro. El estudio se divide en dos grupos: a uno se le aplica la técnica y al otro no se le realiza ninguna intervención. El dolor se alivió en un 50% tras el tratamiento en los pacientes a los que se les aplicó la terapia. No se han visto si los efectos se han mantenido en el tiempo.

¿Qué conclusiones obtenemos sobre el cupping?

Los efectos terapéuticos del “cupping” se basan en la provocación de una hiperemia que también podemos provocar con cualquier otra técnica, como el masaje terapéutico o la punción seca.

El marco teórico es el mismo que el de la acupuntura, esta técnica está basada  en canales de energía (meridianos) y puntos de acupuntura. Todo esto aún no ha podido ser demostrado.

La evidencia científica actual no ha demostrado que sea efectiva para tratar algún tipo de lesión, por lo tanto actualmente no debería ser nuestra primera herramienta de elección para tratar a un paciente. Lo único que justificaría su uso sería que la preferencia del paciente es que usemos esa técnica en el tratamiento.

En la “Clínica de Fisioterapia Pablo Laserna” no utilizamos el “cupping” o “ventosas” como herramienta de tratamiento en patología del ámbito de la fisioterapia deportiva debido a la falta de evidencia científica.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

An Updated Review of the Efficacy of Cupping Therapy. Huijuan Cao, Xun Li, and Jianping Liu. PLoS One. 2012

The Effectiveness of Cupping Therapy on Relieving Chronic Neck and Shoulder Pain: A Randomized Controlled Trial. Chi LM, Lin LM, Chen CL, Wang SF, Lai HL, Peng TC. Evid Based Complement Alternat Med. 2016

Progress of researches on the mechanism of cupping therapy. Cui S, Cui J. Zhen Ci Yan Jiu. 2012
On another matter, the group says, the department became more stringent eduessayhelper.org in allowing states to increase their n sizes for use in calculating student progress.

Dolor lumbar y pruebas de imagen

Cada vez se realizan más pruebas de imagen, como la resonancia magnética nuclear (RMN), a los pacientes que padecen dolor lumbar. Muchos diagnósticos que nuestros pacientes reciben vienen determinados por los resultados que muestran las pruebas de imagen. Finalmente el paciente acaba en una consulta de fisioterapia con pocas expectativas de mejorar.

Todo esto es debido a que el paciente solamente es informado de los resultados que muestran el informe de un radiólogo sin ser comparados con los hallazgos normales y el cuadro clínico que muestra el paciente, pudiendo éste no tener nada que ver con los resultados de las pruebas de imagen.

Por ello, es muy importante durante la visita a una clínica de fisioterapia realizar una entrevista previa con el paciente para saber si es relevante la información dada por las pruebas imagen.

 dolor-lumbar 

¿Qué es normal encontrar en una prueba de imagen?

Según el estudio de “W. Brinjikji et al. 2014”, en su revisión sistemática, indica que encontramos hallazgos degenerativos en las pruebas de imagen, que tiene una alta prevalencia entre personas asintomáticas. Todas las pruebas de imagen examinadas en esta revisión tienen un incremento de la prevalencia con el incremento de la edad. Nuestro estudio sugiere que es normal encontrar en una prueba de imagen cambios degenerativos propios del proceso de envejecimiento, como:

  • Degeneración discal.
  • Perdida de altura del disco intervertebral.
  • Disminución de la intensidad de señal del disco.
  • Protusiones discales.
  • Degeneración facetaria.
  • Espondilolistesis

 

“W. Brinjikji et al. 2014” encontraron que más del 50% de personas asintomáticas entre 30-39 años de edad tienen degeneración discal, perdida de altura discal, o de abombamiento discal sugiriendo que incluso en adultos jóvenes, los  cambios degenerativos pueden estar presentes y no presentar un cuadro de dolor lumbar. El resultado desde esta revisión sistemática  sugiere fuertemente que cuando encontramos cambios degenerativos en la columna lumbar son vistos accidentalmente. Estos hallazgos deben ser considerados como cambios normales generados por la edad sin que ello suponga necesariamente la presencia de un proceso patológico.

La literatura, combinada con los resultados de este estudio, destaca la importancia de la precaución en el conocimiento de los hallazgos encontrados en las pruebas de imágenes entre las  distintas edades en personas asintomáticas, cuando interpretemos la significación clínica de pruebas de imagen en pacientes con dolor lumbar.

Con esto se concluye que son comunes los cambios degenerativos en personas asintomáticas  y que éstos se  incrementan con la edad. Estos hallazgos sugieren que algunos cambios degenerativos pueden ser parte de un envejecimiento normal y no estar asociado a dolor lumbar. Los hallazgos en las pruebas de imagen deben ser interpretados en el contexto de la presentación clínica del paciente.

dolor-lumbar-2

¿Puedo tratar mi lumbalgia sin pruebas de imagen?

Tenemos pacientes que  esperan para acudir a un fisioterapeuta hasta que no tienen sus pruebas de imagen. Como hemos visto anteriormente, muchas veces no hay una relación directa entre las pruebas de imagen y lo que le está ocurriendo a nuestro paciente. Las pruebas de imagen deben de ser utilizadas para descartar la sospecha de alguna patología grave o falsar alguna hipótesis diagnóstica.

Actualmente al paciente no se le realiza una resonancia magnética nuclear (RMN) en el instante, sino que requiere la espera de bastantes días. Lo que conlleva la convivencia con el dolor  un tiempo prolongado hasta que finalmente recibe un tratamiento. El paciente puede acudir a un fisioterapeuta sin ningún temor para realizar el tratamiento conveniente.

A nosotros nos interesa la imagen, pero nos interesa más cómo te mueves, como cambian tus síntomas con el movimiento, a lo largo del día, o en función de tu actividad. Por lo tanto, podremos iniciar un tratamiento de fisioterapia mejorando su cuadro de dolor lumbar sin esperar a tener sus pruebas de imagen.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Systematic Literature Review of Imaging Features of Spinal Degeneration in Asymptomatic Populations. W. Brinjikji, P.H. Luetmer, B. Comstock, B.W. Bresnahan, L.E. Chen, R.A. Deyo, S. Halabi, J.A. Turner, A.L. Avins, K. James, J.T. Wald, D.F. Kallmes, and J.G. Jarvik. Spine. 2014.
We’re very much on the cusp, and education reform is an issue that’s firmly on the table, dan chang, the head of an write my thesis independent campaign committee that backed mr.

Certificado concepto mulligan

El fin de semana del 15 de Julio tuvo lugar en Madrid el primer examen realizado en España. Para certificar que se han obtenido las competencias necesarias, tanto teóricas como prácticas, que te permiten aplicar el “concepto Mulligan” garantizando su efectividad sobre nuestros pacientes.

Para obtener el “Certifcied Mulligan Practitioner” había que superar dos exámenes el primero teórico teniendo que superar el 80% de las competencias para poder realizar el examen práctico, teniendo que superar también el 80% de las competencias.

Para acceder a la realización del examen hay que ser fisioterapeuta y haber completado los siguientes cursos proporcionados por profesores acreditados:

  • Parte A: Cuadrante Superior (muñeca, mano, codo, hombro y cuello)
  • Parte B: Cuadrante Inferior (tobillo, rodilla, cadera y columna lumbar)
  • Parte C: Curso Avanzado (progresión clínica y mas)

El proceso que certifica como terapeuta en el “Concepto Mulligan” a un fisioterapeuta ayuda a mejorar las habilidades clínicas y el razonamiento clínico para beneficio de los pacientes.

Este concepto de fisioterapia es conocido por técnicas de movilización con movimiento. Esto quiere decir que el fisioterapeuta realiza un reposicionamiento de un fallo articular y le permite realizar un movimiento activo, por parte del paciente, sin dolor. Este enfoque de Terapia Manual es simple y eficaz estando destinado al tratamiento de patologías del sistema musculo-esqueléticas.

mulligan-concept

Todas las técnicas que se aplican por el fisioterapeuta son indoloras conduciendo a la restauración de la función y la eliminación del dolor.   Esta mejoría encontrada por el paciente se consigue a partir de tres mecanismos:

Corrección del fallo posicional por el fisioterapeuta permitiendo realizar el gesto que reproduce los síntomas del paciente sin dolor.

  • Activación del sistema inhibitorio descendente del dolor.
  • Reprogramación del aprendizaje motor a partir de conseguir hacer los movimientos provocativos sin dolor.

La “Clínica de Fisioterapia Pablo Laserna” es la primera clínica de Albacete que cuenta con un fisioterapeuta certificado como terapeuta del “Concepto Mulligan”. El paciente encontrará con esta variable de la terapia manual un tratamiento sin provocarles dolor  y además será capaz el propio paciente de abordar su problema mediante ejercicios de auto-tratamiento. Encontrará beneficios inmediatos.
That lack of understanding is one reason why technology tools related to https://writemyessay4me.org social-emotional learning have been slow to take off, the groups contend.

Todo lo que trata un fisioterapeuta no es dolor

El motivo principal  por el cual acude un paciente a una consulta de fisioterapia es el “dolor”, teniendo como objetivo el alivio del mismo. Pero un fisioterapeuta no solamente trata dolor, también trata otra sintomatología muchas veces asociada al dolor, y en otras muchas ocasiones éstas por sí solas.

Cuando un paciente acude a un fisioterapeuta es, normalmente, con el objetivo generalmente de conseguir un alivio del dolor. Acuden principalmente porque confían en que podemos ayudarles. Pero el paciente  tiene que saber  que, aparte del dolor, también ayudamos a mejorar otros problemas que muchas veces no van asociados a éstos, por lo cual, no suelen solicitar la ayuda de un fisioterapeuta.

A continuación vamos a enumerar una serie de síntomas que los pacientes sufren frecuentemente y que, si no van asociados al dolor no acuden a una clínica de fisioterapia.

RIGIDEZ

La rigidez articular es una sensación de dificultad y perdida de movilidad al querer realizar un movimiento. Lo que nos solemos encontrar frecuentemente en la consulta de fisioterapia es:

  • Personas que cuando se levantan por las mañanas tiene dificultad a la hora de moverse, ponerse las zapatillas y calcetines por ejemplo.
  • Personas que cunado están realizando un deporte, por ejemplo el pádel que ahora está de moda, les cuesta mover el hombro hasta que calientan.

Estos síntomas son muchas veces causados por sobrecargas musculares o problemas en el sistema linfático (linfedema). Estas sensaciones son comunes encontrarlas en deportistas, personas operadas de cáncer y aquellos que en su jornada laboral realizan sobreesfuerzos.

 

INESTABILIDAD, CRUJIDOS Y/O INFLAMACIÓN

Con mayor frecuencia en la extremidad inferior, sobre todo en las articulaciones de la rodilla y tobillo,  se dan estas sensaciones:

  • Inestabilidad o de fallo de la articulación.
  • Crujidos o ruidos articulares.
  • Inflamación al final del día o tras realizar una actividad que requiere más esfuerzo.

Nos encontramos con pacientes que después de haber sufrido un esguince tanto de rodilla como de tobillo acuden a la consulta de fisioterapia, ya no por dolor. El problema principal que nos solemos encontrar es la dificultad de realizar las actividades diarias debido a lo que antes hemos comentado.

 

HORMIGUEO Y ENTUMECIMIENTO.

Es habitual levantarse una mañana encontrándose con la mano dormida,  notando una sensación de hormigueo y entumecimiento. Este problema puede ir progresando despertándote durante la noche e incluso a notarlo durante el día. Hay pacientes que suelen comentar pérdida de fuerza muscular e incluso caída de objetos al cogerlos con la mano.

Una de las patologías más frecuentes que dan esta sintomatología es el “síndrome del túnel carpiano”, aunque también en el miembro inferior hay pacientes que padecen este tipo de síntomas. Nuestros pacientes se pueden beneficiar del tratamiento de una fisioterapeuta mediante la movilización del sistema nervioso.

 

RECUPERACIÓN FUNCIONAL

Una vez superadas las primeras fases de una lesión, que están asociadas a la percepción de mayor dolor, es importante continuar hasta devolver al paciente al nivel funcional previo a dicha lesión. Los pacientes que más van a necesitar recuperar su nivel funcional son los deportistas ya que tienen unos niveles de exigencia más altos. Cada vez hay más personas que realizan actividades deportivas que buscan fisioterapeuta especializados en  fisioterapia deportiva.

Por ejemplo, cuando un paciente sufre una rotura muscular o un esguince de tobillo y ha vuelto a caminar sin muletas y hacer su vida normal, pero no consigue volver a correr o saltar. Esto suele suceder porque nos quedamos en aliviar el dolor y no continuamos el tratamiento hasta conseguir recuperar la funcionalidad óptima que le permita volver a hacer todas sus actividades. Para ello debemos realizar un tratamiento específico, con el objetivo de recuperar fuerza, estabilidad y gestionar la progresión de cargas.
The missouri state teachers association challenged the law, passed this year in an effort to protect https://custom-essay-writers.net/custom-essay/ children from sexual abuse in schools.